domingo, 19 de agosto de 2012

Comienza juicio por maternidad clandestina, secuestros y asesinatos en Campo de Mayo

El ex dictador Reynaldo Bignone será juzgado desde el jueves próximo, junto a los represores Santiago Riveros, Eugenio Guañabens Perelló y otros, acusados por secuestros y violaciones a los DD.HH.

Para este juicio el Tribunal Oral Federal 1 de San Martín juntó cinco causas, tres de ellas correspondientes a embarazadas desaparecidas junto a sus parejas y en un caso una asesinada en Campo de Mayo, explicó el abogado de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación Ciro Anicchiarrico, quien es querellante en el proceso.

Entre ellos a ocho embarazadas que dieron a luz en la maternidad clandestina que funcionaba en la guarnición militar de Campo de Mayo en la última dictadura.

Además se juzgará el caso conocido como "los panfleteros": dos adolescentes de 18 años que caminaban por la calle con volantes y panfletos cuando fueron interceptados por una patrulla mixta militar-policial.

La joven Florencia Villagra se asustó, salió corriendo y fue baleada por la espalda y asesinada por el oficial a cargo del operativo Carlos Macedra, quien se sentará el jueves en el banquillo de los acusados tras haber sido detenido gracias a la declaración de un ex conscripto de la época que lo identificó.

Gustavo Cabezas, el joven que iba con ella, fue secuestrado y está desaparecido en el hecho ocurrido el 10 de mayo de 1976.

Este caso fue incorporado el mes último por el tribunal y fue uno de los motivos de la suspensión del juicio hasta el jueves 23 a las 10, en una nueva sede alquilada por el Consejo de la Magistratura de la Nación, después de cinco procesos anteriores que debieron efectuarse en distintos recintos, como una sociedad de fomento y un teatro.

Otros juzgados, además de Riveros (ex comandante de Institutos Militares y del ex jefe de Campo de Mayo), Bignone (ex dictador), Guañabens Perelló (por entonces director de la Escuela de Servicios para Apoyo de Combate de Campo de Mayo) y Macedra, serán Luis Sadi Pepa, Osvaldo García, Carlos del Señor Garzón y María Francisca Morillo.

También se juzgará a dos gendarmes, Julio San Román y Hugo Castagno Monge.

El Tribunal fijó audiencias dos veces por semana en agosto y septiembre y cada 15 días en octubre, porque sus jueces deben asistir a juicios orales de otros tribunales de la jurisdicción.

Entre los ocho casos de embarazadas incluidos en el juicio están los de García-Recchia y Ovando, cuyos bebés fueron apropiados apenas nacidos en ese centro clandestino de detención.

Por la apropiación de la recién nacida Laura Ovando, nieta recuperada en setiembre de 2008, serán juzgados María Francisca Morillo y Carlos del Señor Garzón, quienes inscribieron a la beba como hija biológica nacida en el hospital militar de Campo de Mayo.

Su madre, Tita Ovando, fue secuestrada a los 22 años el 1 de abril de 1977 en la localidad de Virreyes y dio a luz en agosto.

En el juicio se tratará, además, la apropiación de Laura García Recchia, nieta recuperada por Abuelas de Plaza de Mayo, cuyos apropiadores fueron ya condenados en un proceso anterior, y otros seis casos de embarazadas en lo atinente a la responsabilidad de las máximas jerarquías del centro clandestino.

Campo de Mayo fue uno de los mayores centros clandestinos de detención con 5.000 hectáreas en el conurbano bonaerense y allí funcionó la maternidad clandestina y tres lugares de alojamiento de secuestrados.

Se calcula que por los tres centros clandestinos que había en el lugar pasaron unas 4.000 víctimas de las cuáles sobrevivió solo un diez por ciento.

A esa guarnición eran llevados secuestrados de la zona 4 del Ejército que abarcaba San Miguel, Vicente López, Tres de Febrero, Pilar, Escobar, Tigre, San Fernando, General San Martín, Exaltación de la Cruz, Zárate, Campana y San Isidro.

La megacausa está a cargo de la justicia federal de San Martín y este será el sexto juicio oral que se realiza, ya que Bignone y Riveros tienen condenas a prisión perpetua por los anteriores procesos.

Los partos se hacían en el hospital Militar de Campo de Mayo, a cargo del fallecido médico militar Julio Caserotto y también bajo la órbita de Norberto Bianco, un médico extraditado desde Paraguay.

La nueva sala de audiencias donde se realizará el juicio está ubicada en Pueyrredón 3728, a dos cuadras de la Municipalidad de San Martín.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada